Inicio        Símbolos Nacionales       Héroes y Próceres     InvesTIGO         Arte        Contactos
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 

Ricardo Rodolfo Maduro Joest

(nacido en Panamá el 20 de abril de 1946 - ) es un político y empresario hondureño de padre panameño y madre hondureña, esta a su vez nacida en Guatemala. Siendo Presidente de la República entre 2002 y 2006 después de superar la controversia sobre no ser nacido hondureño.

Maduro cursó la licenciatura en Economía por la Universidad californiana de Stanford (Estados Unidos), título que obtuvo en 1969, y al que añadió una formación de posgrado en Ingeniería Industrial. Ya de regreso a Honduras comenzó una notable carrera empresarial.

Maduro inició su actividad política en 1984 en las filas del Partido Nacional de Honduras (PNH), en la oposición entonces. Dirigió las campañas presidenciales de Rafael Leonardo Callejas en las elecciones presidenciales de 1985 y 1989, siendo Callejas vencedor en estas últimas. Maduro fue nombrado presidente del Banco Central de Honduras, cargo que desempeñó actuando según sus ideas liberales. En noviembre de 1993 Carlos Roberto Reina Idiáquez ganó las presidenciales, arrebatando el gobierno al PNH, tras lo cual Maduro volvió a concentrarse en el mundo empresarial.

El 23 de abril de 1997 un hijo de Maduro, Ricardo Ernesto, fue secuestrado y tiroteado, siendo su cuerpo encontrado sin vida dos días después. Este hecho causó sentimientos de solidaridad hacia Maduro, en un pueblo estremecido por una inusitada vorágine delincuencial. El pueblo hondureño vio con credibilidad su promesa de reducir la criminalidad en el país, y lo eligió presidente, percibiendo a Maduro, no como un político de turno sino, como un empresario intachable y socialmente responsable, liderando su fundación para la educación, FEREMA.

En octubre de 2002 contrajo matrimonio con la española Aguas Santas Ocaña Navarro. La Constitución del país prohíbe ser presidente a los que no posean la nacionalidad hondureña, por lo que una polémica jurídica acerca de la nacionalidad de Maduro hubo de ser arreglada para que éste pudiera registrarse como candidato presidencial.

Presidencia

Finalmente fue elegido en las presidenciales del 25 de enero de 2002.

El 25 de noviembre de 2001 Maduro se alzó con la victoria con el 52,2% de los votos; Pineda obtuvo el 44,2% y los otros tres candidatos de los partidos minoritarios sumaron menos del 4%. En las legislativas, el PNH obtuvo 61 de los 128 diputados del Congreso Nacional, que equivale a una mayoría simple. El 27 de enero de 2002 Maduro tomó posesión como sexto presidente constitucional de Honduras y como el segundo nacionalista desde la restauración de la democracia en 1982, en una ceremonia a la que asistieron los mandatarios de Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Belice. Los líderes centroamericanos aprovecharon para sostener una reunión en la Acrópolis Maya de Copán, de la que salió una declaración sobre la estabilidad política, el crecimiento económico y la promoción del desarrollo humano en la región.

En su gobierno en el tema de la seguridad publica, intentó erradicar a las grandes bandas delincuenciales, como a los Mara Salvatrucha, organización delictiva que opera en toda Centroamérica y en 33 Estados de Estados Unidos.

En las elecciones de 27 de noviembre de 2005 el candidato de su partido Porfirio "Pepe" Lobo, perdió dichos comicios frente a Manuel Zelaya del Partido Liberal de Honduras, quien lo sustituyó en el cargo presidencial el 27 de enero de 2006.

El Gobierno de Maduro se caracterizó por haber levantado el nivel económico de la nación hondureña manejada por un grupo de expertos y técnicos en la materia económica. Las cifras macroeconómicas del país fueron motivo de aprobación de parte del FMI. El gobierno de Ricardo Maduro heredó de la administración de Carlos Flores una deuda enorme, una corrupción rampante, y un gasto excesivo. Se tomaron medidas fiscales con las que se logró la condonación de la deuda, junto con un crecimiento país del 6.0% anual. Sin embargo no se logró reducir en esta misma medida la corrupción en Honduras

 

©2010 Zeyfer Sistemas de Información Cultural